lainformacion.comLegal

Practicopedia > Categorías > Legal > Vivienda > Cómo saber si mi contrato de alquiler de piso es legal

Cómo saber si mi contrato de alquiler de piso es legal

El arrendador deberá depositar la fianza en el organismo competente de la Comunidad Autónoma

alquiler contrato_0.jpg
El casero debe depositar la fianza en el organismo competente de la Comunidad Autónoma. FOTO: Getty Images.

01/04/2015 por: Santytp

Tras búsquedas y visitas a varios pisos, por fin, te decantas con uno. Llega el momento de firmar el contrato y entregar la fianza acordado al casero pero, asalta una duda, ¿será todo legal? En este practicograma descubrirás el contenido que debe tener todo contrato de alquiler para que cumpla con la Ley.

  1. 1 ¿Cuál es la duración mínima de un contrato?

    Se suele pactar que la duración del arrendamiento sea de un año, pero hay que tener en cuenta que en general antes de la reforma el arrendatario tenía derecho a permanecer en la vivienda durante 5 años. Esta norma cambió con la Ley 4/2013, de 4 de junio, de medidas de flexibilización y fomento del mercado del alquiler de viviendas. Según esta legislación, aunque la duración del contrato será la libremente pactada por las partes, el inquilino tendrá derecho a permanecer en la vivienda durante tres años. "Si transcurre este tiempo y ninguna de las partes avisa al otro, el contrato se renovaría otro año más".

    No obstante el inquilino puede romper su permanencia transcurridos los seis primeros meses avisando, eso sí, con 30 días de antelación. Pero en estos casos, la abogada de Legálitas Asunción Santos recuerda que el arrendador puede exigir la indemnización que marca la ley al respecto -una mensualidad de renta por cada año del contrato que reste por cumplir-.

    Los períodos de tiempo inferiores al año darán lugar a la parte proporcional de la indemnización), pero el arrendador solo podrá exigir esta indemnización al arrendatario si así se hubiera pactado expresamente en el contrato.

  2. 2 El arrendador puede exigir la vivienda para su familia.

    El casero puede romper el contrato de alquiler si tiene "necesidad real" por ocupar la vivienda. Esto sucederá en el caso de que necesite vivir él en ese domicilio o alguno de sus familiares cercanos -cónyuge o hijos-.

  3. 3 Evita problemas con un anexo del mobiliario.

    A la hora de firmar un contrato conviene incluir un anexo con el mobiliario y electrodomésticos presentes en la vivienda. "No es obligatorio, pero ayuda a prevenir problemas", comenta la experta en vivienda Asunción Santos.

    La abogada recomienda detallar todos los elementos con una descripción de su estado, marca etc. De esta manera, tanto la parte arrendadora como la arrendataria podrán reclamar si se producen cambios en estos aspectos.

  4. 4 El casero no puede 'abusar' con el pago adelantado.

    La renta se pacta entre las dos partes, salvo que se trate de una vivienda de protección oficial. De un modo u otro, el pago de la misma deberá realizarse, como tarde, en los primeros siete días del mes.

    "El casero no puede pedir por anticipado más de una renta", recuerda Asunción Santos. La abogada explica que el casero no puede exigir, por ejemplo, tres meses de cuota de forma automática una vez el inquilino ya esté en la vivienda.

    Lo que sí puede hacer es pedir "garantías" adicionales antes de firmar el contrato: aval, mensualidades por adelantado... Este adelanto sí es legal, al tratarse de garantías, pero nunca se puede exigir una vez firmado el contrato.

  5. 5 La fianza no se la queda el arrendador.

    La fianza es obligatoria, pero esto no significa que se la pueda quedar el arrendador. El dinero debe ser depositado en el organismo competente de cada Comunidad Autónoma, el IVIMA en el caso de Madrid.

    "Si el inquilino tiene desconfianza puede acudir a las oficinas e informarse para asegurarse que este trámite se ha realizado", apuntan desde Legálitas. En el mismo sentido, el futuro huésped de la casa puede acudir al Registro de Propiedad y pedir una "nota simple" para comprobar que el casero es el dueño de la vivienda.

  6. 6 ¿Quién paga los gastos del piso?

    Normalmente los gastos de la vivienda corren de la cuenta del inquilino: gas, luz, agua, teléfono e Internet. Otros costes extras, como la tasa de recogida de basura o la cuota de la comunidad, en principio, quedan en manos del arrendador.

    En algunos casos, los inquilinos también deben hacer frente a estos costes extras pero, de ser así, el contrato debe incorporar un matiz. "Tiene que expresarse claramente que pagará dichas cuotas y fijarse, por escrito, la cuantificación anual del gasto", subraya Asunción Santos.

  7. 7 ¿Más información?

    Si quieres conocer más, visita la sección 'Vivienda' en la categoría de 'Legal'. También puede que te interesen los siguientes practicogramas:

    - 'Cómo conocer tus derechos como inquilino de un piso'.

    - 'Cómo solicitar las nuevas ayudas de alquiler si eres inquilino'.

    - 'Cómo solicitar las ayudas para la rehabilitación de edificios'.

 

Deja tu comentario

Normas de uso

Aviso legal

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.