lainformacion.comLegal

Practicopedia > Categorías > Legal > Vivienda > Cómo hacer un contrato de arras

Cómo hacer un contrato de arras

Un acuerdo obligatorio queremos comprar una vivienda a un particular

contrato de arras65.jpg
Un contrato de arras puede ser fácilmente manipulado en favor de alguna de las dos partes. Mucho cuidado. FOTO: © Saniphoto | Dreamstime.com

23/10/2008 por: Practicopedia

Cuando queremos un comprar una vivienda a un particular, lo primero es formalizar la firma de un contrato de arras. Este contrato dejará constancia de que la parte vendedora vende la vivienda en cuestión a la parte compradora, fijará el precio de la vivienda y estipulará la cantidad a abonar por el comprador en concepto de arras o de señal. Si la parte compradora se hecha atrás antes de que llegue el día de formalizar la compra, perderá esta señal en virtud del vendedor. Pero si es el vendedor el que cambia de opinión, deberá devolver al comprador el doble del valor de la cantidad que abonó en concepto de arras.

  1. 1 Datos del comprador y del vendedor.

    En la primera parte del contrato deben de figurar los datos de las dos partes que intervienen: la vendedora y la compradora. Cada parte deberá aportar su nombre completo, su número de DNI y su estado civil.

  2. 2 Datos legales de la vivienda que queremos comprar.

    En esta primera parte también se debe dejar constancia de que el vendedor es el propietario legal de la vivienda que está vendiendo. Así mismo, éste deberá aportar todos los datos legales de dicha vivienda: el contrato de compraventa o de herencia de cuando él adquirió, los datos de la escritura pública, el número de inscripción en el Registro de la Propiedad y la referencia catastral de la vivienda.

  3. 3 La vivienda, siempre a punto.

    También se debe estipular que el comprador está expresamente interesado en la adquisición de esta vivienda en concepto de libre de cargas y gravámenes, ocupantes, arrendatarios o precaristas, y al corriente de pago de todo tipo de tributos y gastos de cualquier tipo y clase. Este punto es importante, ya que permitirá al comprador librarse de cualquier sorpresa desagradable en el futuro.

  4. 4 ¿Cuánto vamos a pagar?

    La segunda parte del contrato contiene las cláusulas del mismo. Éstas variarán de contrato a contrato dependiendo de quién lo haya redactado. Por ello, es muy importante que leamos bien el contrato antes de firmarlo. En cualquier caso, hay cláusulas que no se deben obviar, como la del precio. Éste debe de venir claramente señalado.

  5. 5 El valor de las arras.

    La cantidad de pagar en concepto de arras también debe de venir señalada en otra cláusula, así como el derecho del vendedor a quedárselas en caso de que el comprador se retracte y el derecho de éste a recibir el doble del valor de las arras si es el vendedor el que se hecha atrás. Así lo estipula el artículo 1454 del Código Civil.

  6. 6 ¿Cuándo se escritura la vivienda?

    Es importante también fijar el día en que se formalizará la escritura de compraventa y la entrega de llaves, así como señalar que el valor que hayamos abonado en concepto de arras será deducido del precio total de la vivienda.

  7. 7 La vivienda es del vendedor hasta que se entreguen las llaves.

    En el contrato de arras debe aparecer bien claro que los gastos que se desprendan de la vivienda corren de cuenta del vendedor hasta que llegue el día de formalizar las escrituras y de entrega de llaves.

  8. 8 Si no estás de acuerdo con algo, ¡dilo!

    No dejes de mostrar tu disconformidad con aquella cláusula del contrato con la que no estés conforme. Un contrato de arras, al igual que cualquier otro contrato, es una acuerdo entre dos parte, y las dos partes valen por igual.

 

Subido el 23/10/2008 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Artículos relacionados