lainformacion.comLegal

Practicopedia > Categorías > Legal > Vivienda > Cómo hacer un contrato de alquiler

Cómo hacer un contrato de alquiler

Aprende a hacer un contrato de arrendamiento

Antes de alquilar un piso, fija muy bien los términos del contrato. FOTO: © Asian | Dreamstime.com

19/07/2011 por: Practicopedia

Un contrato de alquiler no es otra cosa que un acuerdo firmado entre dos partes, el arrendador y el arrendatario, que regula el alquiler de un piso. No es la única manera de sellar este tipo de acuerdos (también se admiten los contratos verbales), pero sí la más recomendable, ya que deja constancia escrita del mismo.

  1. 1 Multitud de maneras.

    No existe una única manera de hacer contratos de alquiler, partimos de esa base. Si no sabes por dónde empezar, en Internet podrás encontrar un gran número de `plantillas´ que te servirán de modelo. Si no te conformas con esto, puedes acudir a un estanco, ahí encontrarás un modelo oficial (homologado por el Estado) de contrato de alquiler.

  2. 2 Se divide en dos partes.

    Un contrato de alquiler, generalmente, se divide en dos partes. La primera de éstas recoge los siguientes puntos: lugar y fecha en que se firma el contrato; datos personales del arrendatario y del arrendador (NIF y domicilio); motivo del contrato (en nuestro caso alquiler).

  3. 3 Cláusulas del contrato.

    La segunda parte del contrato contiene las cláusulas, que desarrollarán todas las partes del acuerdo que se formaliza entre las dos partes. Las cláusulas más importantes serán las que aclaren los siguientes puntos: duración del alquiler y plazo de prórroga del mismo; precio del alquiler; forma de pago del alquiler; precio de la fianza; qué parte pagará los gastos de comunidad y el consumo de electricidad, de agua y de gas;  la posibilidad de que el arrendatario pueda o no hacer obras dentro del domicilio; la obligación del arrendador de entregar el piso en perfectas condiciones y la responsabilidad del arrendatario de pagar todos los desperfectos que pueda causar.

  4. 4 ¡Lee bien antes de firmar!

    Siempre hay que leerse bien un contrato antes de firmarlo, incluso si hemos sido nosotros los que lo hemos redactado. Tómate tu tiempo para leerlo y para discutirlo con la otra parte. Si hay una cláusula con la que no estás conforme, no dudes en decirlo.

También te puede interesar

 

Subido el 19/07/2011 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Artículos relacionados