lainformacion.comLegal

Practicopedia > Categorías > Legal > Vivienda > Cómo conseguir que tu casero te rebaje el alquiler del piso

Cómo conseguir que tu casero te rebaje el alquiler del piso

Haz gala de tu buena educación y hazle saber que estás dispuesto a cambiarte de casa

rebajar_alquiler476.jpg
Busca un piso por tu barrio e infórmate de cuánto cuesta el alquiler, puedes utilizarlo como arma para decirle a tu casero que el precio que pagas es demasiado alto. FOTO: © Jurand | Dreamstime.com

08/10/2009 por: idealista.com

Después de estallar la burbuja inmobiliaria, los precios de la vivienda en alquiler están bajando sensiblemente. Por ello, si tu casero aún no te ha rebajado el alquiler del piso, es un buen momento para que se lo pidas. Te damos una serie de prácticos consejos para que consigas una rebaja en la mensualidad de tu alquiler.

  1. 1 Conoce tu contrato de alquiler a fondo.

    Antes de hablar con tu casero, debes conocer el terreno en el que te mueves, es decir, tu contrato de alquiler. Revisa todos los aspectos importantes del mismo: cuáles son tus obligaciones, cuáles son tus derechos, con qué índice de precios se elaboró, cuándo rescinde, etc. Que no se te escape nada, así conseguirás argumentar tu reclamo mucho mejor cuando hables con el casero.

  2. 2 Ahora es el momento.

    El parón en la venta de casas, el aumento del paro, la reducción de la demanda de pisos alquilados y la necesidad de los propietarios de inmuebles por tenerlos alquilados son todos factores que hacen que ahora, más que nunca, sea el mejor momento para pedir una rebaja en el alquiler de tu vivienda. Un buena idea es plantearle la rebaja a tu casero un tiempo antes de la revisión de tu contrato de alquile.

  3. 3 Conoce la oferta de la zona.

    Resulta fundamental que conozcas la oferta de pisos que hay por tu zona, fijándote, sobre todo, en los pisos de características similares al tuyo y en el alquiler que se paga por los mismos. Así podrás argumentar tu solicitud de rebaja ante tu casero diciéndole que hay gente que paga mucho menos que tú en tu misma zona por una vivienda muy similar. Hacerte una lista con las viviendas en alquiler que hay por tu zona y los precios que se piden por las mismas puede ser útil en este sentido.

  4. 4 Conoce la demanda de la zona.

    Hay viviendas que se alquilan nada más salir al mercado. Por contrapartida, hay otras tantas que tardan meses en alquilarse. Conocer la demanda de viviendas en tu zona también te va a ser de gran ayuda para negociar una rebaja en el precio de tu alquiler, especialmente si esta demanda es baja, ya que tu casero probablemente tarde mucho en encontrar un nuevo inquilino.

  5. 5 Conoce a tu casero, esfuérzate por saber cómo es.

    No es lo mismo una persona que tiene un pequeño piso en alquiler para cubrir los gastos de su propia hipoteca que una persona que tiene 10 pisos y que vive de las rentas de los mismos. Por eso es importante que sepas cómo es tu casero, porque dependiendo de ello podrás utilizar unos argumentos u otros para conseguir tu rebaja en el precio del alquiler de tu vivienda.

  6. 6 Cita a tu casero en tu propia casa,

    de esta manera conseguirás crear un ambiente cercano para conseguir lo que quieres: una rebaja en el alquiler de tu vivienda. Por otra parte, hablar con tu casero en tu casa pone a tu alcance un arma de doble filo, ya que puedes demostrarle lo buen inquilino que has sido y lo bien mantenido que tienes el piso o, por el contrario, demostrarle qué deterioros tiene la casa por la que pagas una renta tan elevada. Un consejo esencial: se educado y plantea tus argumentos con tranquilidad.

  7. 7 Habla con determinación.

    No flaquees en tu intento por conseguir una rebaja en el alquiler de tu vivienda. Haz que tu casero se de cuenta de lo buen inquilino que eres y de lo difícil que sería encontrar a una persona cómo tú. No olvides que una de las principales preocupaciones de cualquier persona que alquila su casa es la de encontrar a un buen inquilino; usa esto en beneficio propio.

  8. 8 Ten una alternativa preparada.

    Resulta muy útil haber visitado un inmueble que está en alquiler y haberte informado sobre las condiciones de este alquiler antes de ir a hablar con tu casero. De esta manera, si declina tu petición de rebajar el precio del alquiler siempre puedes decirle que te vas al piso que acabas de ver. No se trata de echarle un órdago a tu casero, pero sí de tener un as en la manga que puedas utilizar en beneficio propio.

  9. 9 Busca otras formas de pagar menos.

    Si ves que tu casero es muy obcecado y que no está dispuesto a ceder, siempre puedes intentar convencerle de que cubra con otros gastos, como por ejemplo con la factura de la luz o del agua. También puedes intentar que cambie ese viejo frigorífico que gasta tanto o que te permita usar esa plaza de garaje que sabes que tiene. Hay muchas maneras de recortar gastos, utiliza tu imaginación.

  10. 10 ¿Quieres más información?

    Visita http://www.idealista.com/news/ o http://www.idealista.com/news/archivo/2009/09/16/rebaja-casero.

También te puede interesar

 

Subido el 08/10/2009 por:

idealista.com
idealista.com

El portal inmobiliario líder en España

  • 0 Vídeos
  • 12 Textos
  • Total: 12

Artículos relacionados

Videos relacionados