lainformacion.comLegal

Practicopedia > Categorías > Legal > Vivienda > Cómo conocer tus derechos como inquilino de un piso

Cómo conocer tus derechos como inquilino de un piso

La parte arrendataria puede abandonar la vivienda transcurridos los seis primeros meses de contrato

83917908_0.jpg
El casero no está obligado a reparar las pequeñas averías del uso diario de la vivienda. FOTO: Getty Images.

18/09/2014 por: Santytp

La ley de arrendamiento se modificó en el año 2013, aunque no todos los inquilinos conocen las novedades que incorporó esta nueva legislación. La posibilidad de rescindir del contrato antes de un año fue uno de los principales cambios. Pero además, al igual que el resto de normas jurídicas, incorpora diferentes garantías tanto para el nuevo habitante del piso como para el casero. En este practicograma aprenderás cómo ejercer tus derechos en una vivienda de alquiler.

  1. 1 Un contrato de un año pero con limitaciones.

    La legislación de arrendamientos urbanos quedó modificada el 4 de junio de 2013 con la Ley 4/2013 de medidas de flexibilización y fomento del mercado del alquiler de viviendas. En su artículo 11 se cita expresamente: "El arrendatario podrá desistir del contrato de arrendamiento, una vez que hayan transcurrido al menos seis meses".

    Esta reforma significa que, aunque el contrato firmado tenga una duración de un año, el inquilino puede romperlo a partir de los seis meses. Aún así, Eduardo García de AGM Abogados matiza que si pretende recuperar la fianza depositada en un inicio habrá que "avisar con un mínimo de 30 días de antelación".

  2. 2 El casero debe registrar el contrato.

    Al igual que sucedía anteriormente, el arrendador debe registrar el contrato firmado y depositar la fianza en el organismo competente de la Comunidad Autónoma en la que encuentre la vivienda. Así todo quedará formalizado acorde a la ley.

    "Si hay dudas, el inquilino puede exigir al casero que le muestre una copia del contrato sellado", explica Luis Delgado, abogado de Legálitas. Según este experto, el arrendatario puede pedir responsabilidades al propietario de la vivienda si no se cumple este requisito administrativo.

  3. 3 Solicita un listado de muebles y electrodomésticos.

    Los contratos suelen hacer una referencia general a los elementos internos que conforman la vivienda, pero no entran en matices. "Se debe pedir un listado completo de los muebles y electrodomésticos para evitar problemas" aconseja el abogado de Legálitas. Según Luis Delgado, esta lista debe ir adjunta al contrato para así "poder reclamar si hay algún problema".

    Escribe el número de electrodomésticos y demás elementos importantes que hay en la casa (televisión, frigorífico, microondas, tostador...) y, si quieres, la marca y el modelo. "Cuantos más detalles mejor", asegura el experto jurídico.

  4. 4 Reparación de imperfectos, el gran problema.

    El artículo 21 de la Ley de Arrendamientos establece que el casero está obligado a realizar "todas las reparaciones necesarias para conservar la vivienda en las condiciones de habitabilidad". Todo ello sin poder elevar el coste de la renta mensual del inmueble.

    Sin embargo, las reparaciones siguen siendo los principales problemas de los inquilinos. El tiempo de espera hasta que el arrendador decide actuar sobre el imperfecto o la reparación por un elemento peor del que ya se tenía suelen ser los motivos de disputa.

    Desde Legálitas recomiendan dejar constancia de todas las reclamaciones por escrito: burofax, recibos o incluso conversaciones WhatsApp (aunque esta última no es la opción más recomendable).

  5. 5 Si el casero entra sin tu permiso, puedes denunciar.

    El allanamiento de morada está penado por ley y así queda reflejado en el artículo 202 del Código Penal. Por ello, nadie puede perpetrar en tu casa sin tu permiso, ni si quiera el casero. "El domicilio es inviolable, y es el inquilino quien vive y paga", comenta el Eduardo García, experto en Derecho Civil de AGM Abogados. Nadie puede entrar sin consentimiento previo.

    Lo que sí establecen los contratos es la posibilidad del casero -o una persona de confianza designada por él- pueda visitar el piso para comprobar su buen estado. Pero siempre debe hacerse acordando fecha y hora con el inquilino.

  6. 6 Puedes cambiar la cerradura sin pedir permiso.

    Si tienes dudas de los anteriores inquilinos o, simplemente, no quieres que el casero posea una copia de la llave de tu domicilio pudes cambiar la cerradura. "No tienes por qué permitir que el arrendador tenga la llave", comentan desde AGM Abogados y Legálitas.

    Eso sí, recuerda que cuando finalice tu contrato deberás entregarle las llaves al propietario del piso o, en su defecto, colocar la antigua cerradura.

  7. 7 Las inmobiliarias, meros intermediarios.

    Por regla general las agencias de pisos son sólo un intermediario. "No se les puede exigir responsabilidad legal", explica el abogado Eduardo García. Según comenta este experto, las inmobiliarias acaban sus obligaciones y funciones una vez se firma el contrato. A partir de este momento, el inquilino deberá dirigirse directamente al arrendador.

  8. 8 ¿Más información?

    Si quieres conocer más, visita la sección 'Vivienda' en la categoría de 'Legal'. También puede que te interesen los siguientes practicogramas:

    - 'Cómo poner precio a un piso de alquiler'.

    - 'Cómo alquilar un piso a estudiantes'.

    - 'Cómo echar a un okupa de tu casa legalmente'.

    - 'Cómo evitar el desahucio de una vivienda'.

También te puede interesar