lainformacion.comLegal

Practicopedia > Categorías > Legal > Reclamaciones > Cómo reclamar en temporada de rebajas

Cómo reclamar en temporada de rebajas

La Asociación General de Consumidores y la Organización de Consumidores y Usuarios ofrecen algunos consejos para no dejarse engañar en época de rebajas

rebajas65.jpg
En temporada de rebajas tus derechos como consumidor siguen siendo los mismos. Foto: © Copestello | Dreamstime.com

13/07/2012 por: Practicopedia

La temporada de rebajas permite al consumidor encontrar muy buenos precios, pero también le hace correr el riesgo de ser estafado ya que algunos comercios pueden incumplir los derechos básicos del consumidor.

  1. 1 Condiciones de las rebajas.

    Lo primero que debes hacer es reconocer las características de unas rebajas. Las rebajas sólo pueden tener lugar a comienzos del año y durante el periodo estival, en concreto en julio, aunque en ocasiones comienzan a finales de junio. Deben durar, obligatoriamente, entre una semana y dos meses. Los productos rebajados no pueden haberse sacado a la venta expresamente para la ocasión, sino que tienen que haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante al menos un mes. Por otra parte, su calidad no puede diferenciarse en nada de la que tenían antes de estar rebajados y deben mostrar su precio original junto al rebajado, o bien el porcentaje en que disminuye su precio.

    El Gobierno ha propuesto, en el Consejo de Ministros del 13 de julio, liberalizar el calendario de las rebajas. De salir adelante esta nueva normativa, los comercios podrían rebajar sus precios en cualquier momento del año.

  2. 2 Cómo distinguirlas de saldos, promociones y liquidaciones.

    Es importante no dejarse engañar por la terminología, ya que las rebajas pueden ser confundidas con las promociones, los saldos o las liquidaciones. La Organización de Consumidores y Usuarios aclara las características de cada una de ellas.

    Las promociones consisten en vender a precio reducido o en condiciones más favorables que las habituales una serie de productos concretos, con el fin de incentivar su venta o de potenciar el desarrollo de los establecimientos. Las productos en promocvión pueden no haber sido exhibidas con anterioridad.

    Los saldos corresponden a la venta de productos cuyo valor de mercado está disminuido porque están defectuosos, deteriorados u obsoletos. El comerciante tiene la obligación de especificar que los saldos son tales e indicar el tipo de defecto que aqueja al producto saldado.

    Las liquidaciones son ventas excepcionales que pretenden poner fin a las existencias sobrantes de algunos artículos. Están motivadas por causas de fuerza mayor: obras, traslados, cierre, cambio de orientación, etc. El comerciante debe señalar el carácter excepcional de la venta, que ha de durar, como máximo, tres meses. Sin embargo, si se da el caso de que el negocio va a cerrar de manera permanente pueden llegar a durar un año entero.

  3. 3 Mira la letra pequeña.

    La organización gubernamental ‘FACUA – Consumidores en Acción’ advierte que hay establecimientos que vulneran los derechos de los consumidores durante la época de rebajas e incurren en una competencia desleal falseándolas al presentar como rebajados productos que no habían estado antes a la venta o manipulando el etiquetado para hacer creer que su precio original era superior al real. Según FACUA, también hay establecimientos que utilizan de forma engañosa carteles del tipo ‘hasta el 70%’ de descuento, cuando en realidad son muy pocos los productos que alcanzan ese porcentaje. Lo mejor que puedes hacer es mirar la ‘letra pequeña’ e informarte acerca de cuál es la política del establecimiento en lo que respecta a devoluciones de artículos y compras en general.

  4. 4 Casos de deterioro.

    En unas rebajas no debes permitir que te vendan objetos deteriorados con la excusa de que están a un precio rebajado. Los artículos han de tener la misma calidad que tenían cuando se vendían a su precio original. La venta de productos defectuosos, viejos o estropeados se corresponde con un saldo, no con unas rebajas, y debe anunciarse como tal. En caso de deterioro, tienes derecho a solicitar el cambio por un producto que esté en buen estado o a solicitar la devolución de tu dinero si así lo estipula la normativa de la tienda.

  5. 5 El uso de la tarjeta de crédito.

    Cuando un establecimiento luce el distintivo de que acepta el pago con tarjeta, debe aceptar esta forma de pago siempre, salvo que se indique de forma bien visible que esta forma de pago queda excluida durante el período de rebajas. Tampoco puede obligarse al cliente a pagar un recargo por utilizar la tarjeta durante las rebajas, una costumbre que tienen algunos comercios y que no es legal.

  6. 6 Devoluciones de productos.

    En caso de que hayas comprado un producto durante las rebajas y lo quieras devolver, la Asociación General de Consumidores estipula que lo que tiene que hacer el comerciante es respetar su propia política de ventas y su publicidad, ya que tiene valor contractual. Si durante todo el año un establecimiento anuncia que admite devoluciones, tendrá que aceptarlas también en época de rebajas salvo que señale expresamente lo contrario de forma clara y visible. Además, los establecimientos que admiten devoluciones deben reembolsar el precio que el producto tenía cuando fue comprado. Es decir, si has comprado algo antes de la temporada de rebajas no permitas que te devuelvan menos dinero con la excusa de que ese producto cuesta menos en ese momento.

  7. 7 Haz valer la garantía.

    Los comerciantes no pueden anular la garantía de un producto con la excusa de que está rebajado. La garantía es de dos años, empezando a contar en el momento en que se entrega el producto, sin importar si se ha comprado en temporada de rebajas.

  8. 8 No dudes en reclamar.

    Si te enfrentas ante cualquiera de estas irregularidades, es preferible que intentes resolver el problema de manera amistosa. Si aún así no consigues nada, lo que debes hacer es guardar el ticket de compra y pedir las hojas de reclamaciones en las que harás constar tu queja. Una vez rellenadas, entrégalas en la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de tu ayuntamiento.
    Si quieres saber más sobre el proceso de reclamación, puedes ver nuestro vídeo relacionado en http://legal.practicopedia.com/reclamaciones/como-presentar-una-reclamac...

  9. 9 Confía en el Sistema Arbitral de Consumo.

    La Organización de Consumidores y Usuarios señala que los establecimientos más fiables son aquellos que muestran en su cristalera o en un lugar visible el logotipo del Sistema Arbitral de Consumo, lo que garantiza que el caso se resolverá en la Junta Arbitral de Consumo competente. Es decir, el comprador tiene garantías de que el caso se resolverá de una forma rápida y gratuita.

  10. 10 Más información.

    Si quieres más información lo mejor que puedes hacer es contactar con las organizaciones de consumidores. A continuación tienes sus datos.
    -Organización de Consumidores y Usuarios (OCU): Teléfono: 913 000 045. www.ocu.org
    -Asociación General de Consumidores (ASEGCO): Teléfono: 91 403 50 78 asgeco@asgeco.org www.asgeco.org/
    -FACUA: a través de su Teléfono del Consumidor, 954 90 90 90. www.facua.org.es
    Teléfono del Consumidor: 914 053 611

También te puede interesar

 

Subido el 13/07/2012 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Artículos relacionados

Videos relacionados