lainformacion.comLegal

Practicopedia > Categorías > Legal > Reclamaciones > Cómo evitar las estafas de las compañías de gas y luz

Cómo evitar las estafas de las compañías de gas y luz

Revisiones de calderas ilegales y cambios en tus facturas son algunos de estos timos

gasyluz_0.jpg
Ante cualquier duda, llama directamente a la empresa que te suministra el servicio de gas o luz. FOTO: Getty Images.

22/09/2014 por: Practicopedia

Llaman a tu puerta, se presentan como empleados de una compañía eléctrica o de gas y te ofrecen una rebaja en tu factura. Al final sucede todo lo contrario y descubres que nada es lo que te prometieron. Son muchas las compañías y los falsos comerciales que visitan los hogares con fines poco positivos para los usuarios. Las organizaciones de consumidores recomiendan no fiarse nunca de estos vendedores y revisores. En este practicograma descubrirás cómo evitar estas estafas.

  1. 1 Ofertas suculentas, ¿o no tanto?

    Otoño e invierno son las estaciones del año en las que más estafas se producen en los suministros de gas y luz. Descuentos falsos, comerciales no identificados o pagos no autorizados son sólo algunos de los problemas con los que se encuentran muchos hogares cada año.

    Desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomiendan estar siempre "alerta" ante estas estafas. En el caso de las ofertas suculentas, la OCU explica que, en la mayoría de los casos, sólo se trata de un cambio de términos, pero el cobro seguirá siendo el mismo o superior.

    Por ejemplo, un comercial se presenta en tu casa y te dice que mires el apartado de tu factura que pone 'Costes permanentes'. El vendedor te asegura que su compañía no te cobrará este concepto. Probablemente sea cierto y no aparezca definido como tal, pero el cobro te lo van a hacer igualmente, quizás integrado en cualquier otro apartado del recibo.

  2. 2 No enseñas tus facturas a nadie.

    Más allá del cobro adicional con el que te pueden timar algunas compañías, otra de las estafas más habituales es el cambio de empresa. Imagina un vendedor que, con cualquier excusa, te pide que le enseñes tu último recibo de luz o gas. Lo que verdaderamente desea es ver tus datos personales.

    En muchos casos, son capaces de cambiarte de compañía de suministro con o sin tu consentimiento. Por ello, desde la OCU recomiendan no enseñar nunca tus recibos de electricidad a ningún comercial que se presente en tu casa.

  3. 3 Llama siempre a tu compañía por teléfono.

    Si, pese a todo, decides escuchar la propuesta del comercial y te parece interesante, revisa que todo está en orden. ¿Cómo? Antes de contratar cualquier oferta o adquirir un producto llama por tu cuenta a la compañía que dice representar el vendedor para comprobar si lo que te propone es cierto.

  4. 4 No pagues nunca a ningún comercial.

    Pase lo que pase, no pagues a ninguno de estos vendedores. Así lo recomienda la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU). Si su empresa es real -y no una mera estafa- te cobrará por sus servicios en tu próxima factura y no en persona.

    Un caso práctico. El coste medio de la revisión del gas cuesta unos 50 euros y es obligatorio cada dos años, pero este pago se realiza siempre mediante tu cuenta bancaria y queda reflejado en tu recibo.

  5. 5 Foto al DNI del comercial, una vía de escape.

    Además de llamar por teléfono a tu compañía, otra de las medidas disuasorias contra los vendedores que operan al margen de la legalidad es realizar una foto de su DNI.

    Muchos de estos comerciales poseen acreditaciones falsas o, incluso, ropa con el logo de empresas oficiales como Gas Natural o Endesa. Si tienes dudas, pídeles que te permitan realizar un fotografía de su documento nacional de identidad. Si el vendedor en cuestión no es lo que dice ser probablemente se irá de tu casa.

  6. 6 No te fíes de las revisiones de caldera.

    Si llega a tu casa el revisor del gas mantente alerta. Aunque te digan que la revisión es obligatoria cada año, en realidad ya no es así. Este procedimiento ahora se realiza cada dos años. Pero además, aunque intenten convencerte de lo contrario, las compañías nunca se pueden presentar sin avisar.

    Desde CEACCU aseguran que la empresa distribuidora debe comunicar su visita con una antelación de 5 días. Según cuentan en esta organziación de usuarios, muchos falsos revisores llegan a amenazar con llamar a la Policía si el cliente no les permite entrar en la casa. No les creas.

  7. 7 Si te han timado, actúa.

    Si te han estafado debes poner todos los medios para conseguir reparar la situación y que te devuelvan el dinero. Para ello, recopila toda la información que tengas sobre el supuesto timo: correos electrónicos, facturas telefónicas con detalle de las llamadas realizadas, chats, claves de acceso, login, passwords, extractos de cuentas bancarias, recibos de cualquier pago...

    Con esta documentación en mano dirígete a tu comisaría de la policía más cercana. Allí te dirán cómo interponer una denuncia para poder reclamar a la compañía que te ha causado el perjuicio.

  8. 8 ¿Más información?

    Si quieres conocer más, visita la sección 'Reclamaciones' en la categoría de 'Legal'. También puede que te interesen los siguientes practicogramas:

    - 'Cómo funciona la mediación legal'.

    - 'Cómo protegerte de las amenazas e insultos en las redes sociales'.

    - 'Cómo reclamar ante el timo de la llamada perdida'.

    - 'Cómo saber si estás enganchado a tu teléfono móvil'.

También te puede interesar

 

Subido el 22/09/2014 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Artículos relacionados

Videos relacionados