lainformacion.comLegal

Practicopedia > Categorías > Legal > Procedimientos > Cómo actuar si tu compañero de piso no paga el alquiler

Cómo actuar si tu compañero de piso no paga el alquiler

Por regla general, si uno de los inquilinos no paga su parte el otro deberá hacer frente a la deuda

83917888_0.jpg
La responsabilidad de los compañeros de piso frente al pago de la renta suele ser solidaria. FOTO: Getty Images.

07/05/2015 por: Santytp

Los contratos de alquiler no son ninguna broma. Se trata de un documento legal que expresa la voluntad de una o más personas por mantenerse en el domicilio haciendo frente a los pagos periódicos de la renta establecida. Sin embargo, ¿qué ocurre cuando algún compañero de piso no paga el alquiler? ¿es posible demandarlo para pedirle el dinero? En este practicograma descubrirás cómo hacer frente a esta complicada situación.

  1. 1 Contrato solidario y mancomunado, el foco del problema.

    Las polémicas de impagos entre compañeros de piso son un problema difícil de resolver pues depende del tipo de contrato firmado. "Existen dos tipos principales, el solidario y el mancomunado", apunta Miguel Font, abogado del bufete Gené Font Mora.

    Según añade Miguel Font, los contratos mancomunados son "menos frecuentes". Se firman normalmente cuando el propietario arrenda la casa por habitaciones de manera que cada inquilino puede tener un documento diferente. "Si uno no paga, el otro no tiene ninguna responsabilidad", aclara. En cambio, la mayoría de contratos son solidarios, es decir, ambos inquilinos hacen frente a la deuda de forma conjunta.

  2. 2 Pagar el 100% de la deuda, una de las opciones.

    ¿Qué ocurre si tu compañero de piso es un 'gorrón'? ¿Puede la casera exigirte el pago de la parte del otro inquilino? Al parecer sí. "Si el contrato es solidario, existe un compromiso de pago del 100% de la renta; si uno no paga, debe asumir la deuda el otro", explican desde Gené Font Mora.

    Un caso práctico. Un alquiler de 600€ entre dos personas habitualmente responde a 300€ por cabeza. Si uno de ellos no asume la renta, el que sí está al día con sus pagos también puede ser demandado por el casero.

    Existe otra opción. "El inquilino puede asumir el total de la deuda para evitar problemas con el propietario", comenta el abogado Miguel Font. Posteriormente se podrán iniciar acciones legales contra el compañero de piso.

  3. 3 Reclama a tu compañero el impago del piso.

    Si un compañero de piso hace frente al 100% de la deuda para evitar problemas con el propietario del inmueble, puede reclamar a su compañero la devolución de este dinero. "Primero conviene remitir una notificación escrita al compañero de piso como aviso para que pague las cuotas", apunta Elisa Belinchón de Legálitas.

    La abogada explica que el siguiente paso sería acudir a un Juzgado de 1ª Instrucción para interponer una demanda. Pese a todo añade que esta reclamación puede tardar unos ocho meses -o más- en resolverse. Dependerá siempre del volumen y nivel de trabajo del juez en cuestión.

    Belinchón recuerda que si se reclaman importes superiores a 2.000 euros, el procedimiento exige la presencia de un abogado y, también, un procurador.

  4. 4 La casera puede ordenar el desahucio de los dos.

    En caso de no hacer frente a la deuda del compañero de piso la propietaria puede pedir el desahucio de la vivienda incluso si uno de los inquilinos hace frente a su parte. Según cuentan desde Legálitas, este tipo de juicios suelen tramitarse algo más rápido que las reclamaciones de cantidades, en unos cuatro meses de media.

    A su vez, en Gené Font Mora recuerdan que el desahucio puede evitarse si, tras recibir la notificación, se hace frente a todos los impagos -artículo 440.3 de la Ley de Enjuiciamiento Civil-. Sin embargo, esto sólo puede realizarse una vez. "No se puede volver a iniciar impagos dos meses más tarde pues el desahucio sería inevitable", subrayan.

  5. 5 Intenta resolver el contrato con el propietario.

    "Hay que tener mucho cuidado con quién se firma un alquiler", remarca Elisa Belinchón. La abogada considera que los problemas de impagos son muy difíciles de solucionar y, suelen acabar en juicios y desahucio . "Al final el que no paga no aguanta la demanda y acaba por abandonar la vivienda; el otro compañero se ve obligado a hacer lo mismo", explica.

    La abogada recomienda intentar, por todos los medios, llegar a un acuerdo con el propietario. "El que paga tampoco puede abandonar la vivienda porque sigue teniendo una responsabilidad solidaria", apostilla. En este sentido, el mejor consejo vuelve a ser el mismo: conocer al compañero antes de firmar ningún contrato.

  6. 6 ¿Más información?

    Si quieres conocer más, visita la sección 'Vivienda' en la categoría de 'Legal'. También puede que te interesen los siguientes practicogramas:

    - 'Cómo poner precio a un piso de alquiler'.

    - 'Cómo alquilar un piso a estudiantes'.

    - 'Cómo saber si mi contrato de alquiler de piso es legal'.

 

Subido el 07/05/2015 por:

Artículos relacionados

Videos relacionados