lainformacion.comLegal

Practicopedia > Categorías > Legal > Laboral > Cómo regular tu trabajo como empleado del hogar

Cómo regular tu trabajo como empleado del hogar

Tendrás derecho a cobertura sanitaria, pero si te quedas en paro, no cobrarás subsidio por desempleo

empleadas_0.jpg
Una empleada doméstica limpia en un hogar familiar. FOTO: Thinkstockphotos.

26/03/2013 por: Virtudes Sánchez

A partir del 1 de julio de 2012 todos los empleados del hogar tendrán que estar dados de alta en el Régimen General de Trabajadores. Tendrás derecho a vacaciones retribuidas y a dos pagas extraordinarias. También se amplían tus derechos en caso de accidente. Sin embargo, si te quedas sin trabajo no podrás cobrar el subsidio por desempleo. En este practicograma te explicamos los detalles.

  1. 1 ¿Qué tienes que hacer?

    Para regularizar tu situación como empleado del hogar es fundamental solicitar al empleador que te haga un contrato. El 1 de julio de 2012 quienes presten servicios retribuidos en el ámbito de hogar familiar deben tener un contrato de trabajo de duración determinada o indefinida.

    Habla con la persona para la que trabajas y dile que quieres regularizar tu situación. Es obligación del empleador satisfacer este requisito.

  2. 2 Documentación necesaria.

    Para que tu empleador pueda darte de alta en el Régimen General de la Seguridad Social tendrás que aportar la siguiente documentación:

    - DNI, pasaporte o tarjeta de residencia y de trabajo en vigor.

    - Tendrás que firmar el contrato acordado con el empleador. Este documento debe reflejar el tiempo de duración del servicio y el salario acordado. En este punto, la cantidad debe respetar el Salario Mínimo Interprofesional. Te recomendamos que descargues alguno de estos dos modelos: contrato indefinido y contrato de duración determinada.

    El empleador tendrá que ir a la oficina de la Tesorería General de la Seguridad Social con estos documentos, los impresos de alta y su número de cuenta para realizar la cotización.

  3. 3 Pagarás el 3,7% de la tributación a la Seguridad Social.
    Paso 3

    Una de las principales novedades que introduce la nueva regulación es que permite la cotización a la Seguridad Social. La mayor parte la pagará el empleador. Este tendrá que hacer frente al 18,30% de tu base de cotización. Tú pagarás el 3,7%.

    El empleador te restará esta cantidad del salario base mensual que acordasteis. Cuanto más alto sea tu sueldo, mayor será la base de cotización que se aplicará.

    Por ejemplo, si trabajas en una casa tres veces a la semana durante dos horas cada día y tienes un sueldo de 240 euros mensuales tu base de cotización será de 243,16 euros al mes. De esta cantidad, el empresario pagará una cuota a la Seguridad Social de 44,49 euros y tu de 8,9 euros. (En la tabla de la fotografía puedes ver todos los tramos de cotización aplicables al servicio del hogar).

  4. 4 Los servicios que duren menos de cuatro semanas están exentos.

    La nueva normativa que regula el servicio en el hogar familiar establece como excepción los trabajos que duren menos de cuatro semanas seguidas. En este caso, el empleador no estará obligado a establecer un contrato de trabajo contigo.

  5. 5 Tantos contratos como casas.

    Si trabajas en varias casas diferentes necesitarás repetir los trámites en cada una de ellas. Tendrás que negociar el horario y el salario con cada uno de los empleadores y aportar tu documentación a todos ellos.

    Puedes pactar un periodo de prueba que nunca excederá los dos meses. Una vez superado este tiempo, cualquiera de las dos partes puede extinguir el contrato de forma unilateral y sin sanciones o indemnizaciones. El único requisito es avisar con un mínimo de siete días hasta la conclusión de la relación laboral.

  6. 6 Si no te quieren regularizar, puedes pedir una inspección.

    En el caso de que tu quieras ser regularizado, pero el empleador se niegue, puedes reclamar ante el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Este se encargará de tramitar una inspección y el empleador podría ser sancionado. Si se demuestra que trabajas de forma irregular por la negativa del empleador, la multa podría oscilar entre los 626 y 6.250 euros.

  7. 7 No podrás cobrar el paro, pero tendrás derecho a la baja retribuida.

    La nueva normativa protege al empleado. Este no tendrá opción a cobrar el subsidio por desempleo, pero podrá acogerse a una serie de derechos entre los que destacan los siguientes:

    - Dos pagas extraordinarias al año: la cantidad de estas retribuciones será la correspondiente a la mensualidad establecida en el contrato.

    - Derecho a cobrar mientras estás de baja. Si enfermas y el médico te da de baja, tendrás derecho a cobrar los días que permanezcas inactivo. El empleador te pagará entre el cuarto y el octavo día. La Seguridad Social se hará cargo del resto.

    - Doce horas de descanso entre jornada y jornada. En el caso de los empleados internos, este tiempo se reduce a 10 horas.

    - Doce días de indemnización por año trabajado. Si te despiden por pérdida de confianza tendrás derecho a cobrar una indemnización de doce días por año trabajado. En caso de despido improcedente, puedes solicitar hasta 20 días por año.

    - Baja por maternidad retribuida. Si tienes un hijo mientras tu contrato está en vigor, tendrás derecho a recibir una baja por maternidad retribuida.

  8. 8 ¿Quieres más información?

    Si quieres más información consulta la categoría de Laboral. En ella encontrarás practicogramas que te ayudarán a resolver tus dudas legales sobre Trabajo. Amplía tu información con los siguientes practicogramas:

    - 'Cómo regularizar a los empleados del hogar'.

    - 'Cómo son los cambios en el régimen laboral de los empleados del hogar'.

También te puede interesar

Cómo solicitar tu informe de vida laboral

Cómo darse de alta en la Seguridad Social

Cómo funciona el permiso por maternidad

 

Subido el 26/03/2013 por:

Virtudes Sánchez
Virtudes Sánchez

Periodista. Redactora de Practicopedia.

Artículos relacionados

Videos relacionados